Aplicación de altos niveles de salubridad para mantener así los elementos del medio ambiente tanto naturales como los aportados por el hombre en buenas condiciones para el desarrollo del ser humano.